Hechos, dichos y dólares de USAID


Utopía

Del 1º enero al 17 de mayo del año en curso, el Servicio de Administración Tributaria registró un incremento en la recaudación de 8.2%, al sumar un billón 508 mil 877 millones de pesos, superiores al billón 327 mil 196 millones del año pasado en el mismo periodo. Los ingresos no tributarios son de 304 mil 363 millones en el presente año, frente a 275 mil 841 millones en 2020.

Por si lo anterior dado a conocer por el presidente Andrés Manuel en Palacio durante la mañanera del miércoles 19 no fuera suficiente, puso en relieve que las calificadoras, organismos financieros y bancos coinciden con el pronóstico de crecimiento económico para 2021 de entre 5 y 6%; que “está llegando inversión extranjera y que somos los socios comerciales más importantes de Estados Unidos. Seguimos sin devaluación de nuestra moneda. Son muy buenos los indicadores”.

Calificadoras estadunidenses que, por cierto, nadie las califica, pero ellas tachan o ponen estrellitas a todas las economías del mundo y cobran por ello decenas de millones de dólares anuales.

Los anteriores datos y juicios de valor, son excelente propaganda, mejor que los anuncios de la decena de partidos “nacionales” que pujan por obtener el voto ciudadano el 6 de junio, entre ellos tres dizque nuevos. La excepción acaso sean los anuncios del Movimiento Ciudadano sólo en términos técnicos, pues su apuesta por la “evolución mexicana” es un malabarismo.

Los anuncios presidenciales, incluida la muy exitosa marcha de la vacunación con casi 25 millones de dosis aplicadas, el abasto oportuno de millones de antígenos por farmacéuticas trasnacionales, las tendencias pronunciadamente a la baja de los fallecimientos, hospitalizaciones, contagiados y a la alza los recuperados, sin duda incidirán en la votación el primer domingo de junio. Sin embargo, no es dable esperar que Lorenzo Córdova, el irresponsable y egocéntrico árbitro que anuncia la posibilidad de la cancelación de la cita con las urnas, vamos ni siquiera el Tribunal Electoral que está muy ocupado en los desacuerdos entre magistrados, se atrevan a llamar le atención y menos a sancionar a López Obrador por cumplir con su obligación y derecho de informar a los gobernados sobre los éxitos de su gobierno para superar la crisis sanitaria y económica globales, en México.

En sentido contrario, también debe contemplarse las presiones inflacionarias por el calentamiento de la economía, así como la aparente indisposición del Banco de México a entregar al Ejecutivo federal los remanentes de las reservas, valuadas en 190 mil millones de dólares.

Simultáneamente, el Consejo General del INE y el Tribunal Electoral todavía no se dan por enterados y como es su práctica habitual voltean hacia otro lado, respecto del financiamiento –2.5 millones de dólares– que recibe del gobierno de Estados Unidos (USAID) la coalición Va por México, integrada por tres partidos liderados por Claudio X González, cofundador y presidente de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, asociación civil que forma parte del entramado de presuntas ONG que hacen filas y suman esfuerzos por la alianza que reconoce que puja por obtener la mayoría en la Cámara de Diputados para poner y disponer sobre el presupuesto de la Federación para privilegiar intereses minoritarios.

Por cuarta ocasión en dos semanas, el presidente de México exigió al gobierno de Estados Unidos suspender de inmediato el financiamiento a MCCI, que no es otra cosa que un grupo político disfrazado de asociación civil. Factura que seguramente pagarán en las urnas los partidos aliados a una parte de los dueños de México.


Eduardo Ibarra Aguirre

Es autor de Utopía. Coordinador del Grupo María Cristina. Perseguido por la Sedena (1993-2002) por difundir la propuesta del ombudsman militar. Demandante laboral del CEN del PRI (1992-93). Editor de Forum en Línea desde diciembre de 1993. Redactor de cinco libros y coautor de ocho. Corresponsal en Moscú (1977-79) y becario en Berlín (1967-68).