Noticias de Oaxaca, México y el Mundo
Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
domingo 5, diciembre 2021
Fundador: Abundio Núñez Sánchez
Directora: Ivett Núñez Cardoza
Fundador: Abundio Núñez Sánchez

INE. La Constitución violentada por caprichos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Libros de ayer y hoy

El INE amenaza con no convocar a la consulta de Revocación de mandato. El motivo: falta de dinero. Esos motivos siempre serán lo fundamental en torno a ese instituto llamado autónomo, pero que vive del dinero público.

Ahora resulta que más de 127 millones de mexicanos y una norma establecida desde 1917, estamos sujetos  a los caprichos y retobes de un solo tipo. No es raro, en la segunda guerra Mundial, todos esos acontecimientos lesivos fueron causa de la conducta de un solo hombre. La orden de la ley respecto a  la consulta de Revocación, incluye más de una decena de valores que deben de aplicarse obligatoriamente antes y a la hora de su realización.

El concepto imparcialidad ha sido violado varias veces e implica sanción. Los meses que han transcurrido y trascurren en torno a este importante acto, han sido de estiras y aflojes, chantajes personales que demeritan la norma y someten al pueblo mexicano, a la decisión de conductas impropias.

De nada sirve que la ley hable de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, objetividad, paridad, etcétera, si de un plumazo, el señor Lorenzo Córdova y sus dependientes trastocan las ordenanzas. 

Dinero suficiente en el INE, señala la parte oficial ¡Y fideicomisos!

A la opinión pública trasciende la contradicción que se vive en el INE. Es uno de los organismos que se apoyan en su llamada autonomía para tener  los salarios más altos del país en sus consejeros. Vale más económicamente ser empleado del INE, que lanzarse a la aventura electoral así saques el apoyo de 30 millones de votantes.

Solo los superan a esos organismos en salarios, la Suprema Corte de Justicia, también quejosa por el presupuesto aprobado este año. A esa instancia recurrirá el señor Lorenzo Córdova para que le den más, pese a que su presupuesto fue aumentado este año en mil 800 millones. Aparte se exhibió que el organismo tiene un guardadito que no es poco, fideicomisos para las vacas flacas.

La intención escandalosa de decir que no convocará a una consulta constitucional, no hace sino refrendar lo que se ha buscado desde el principio en torno a la Revocación: suspenderla a como dé lugar. Haría el juego al grupo al que evidentemente apoya, el de Va por México. El temor de una ratificación masiva, está en el fondo.

Un hombre en la oscuridad, realidad y ficción de Paul Auster

Críticas disímbolas suele tener Paul Auster en sus títulos y yo me sumo como lectora a los que lo critican. Ese largo mamotreto La Trilogía de Nueva York, deja mal sabor cuando encara al gran poeta, casi el poeta nacional de Estados Unidos, Walt Witman. Cuenta una anécdota de él que no viene al caso, que denigra al bardo y que evidencia cual es su postura al respecto.

Me acordé de la veneración que tenía Federico García Lorca por el poeta gringo y su libro Poeta en Nueva York. En su biografía, Auster cuenta sus amores con una empleada de cafetería y las denuncias posteriores que ésta le hizo por tratar de seducir a su hija adolescente. Un hecho que él niega. En su novela Un hombre en la oscuridad (Seix Barral 2008), Auster juega con la ficción y la realidad y denuncia de paso la postura guerrerense de Estados Unidos.

Es una de esas obras cuyo tipo también se explota mucho en el cine, sobre una ficción que está inserta en el protagonista, un anciano enfermo que no puede dormir, y cuyo desenlace en una larga historia sobre un mago, se da a conocer como sorpresa. Hombres en la oscuridad desde luego hay muchos y de distintos tamaños y en este momento la ciudadanía está sufriendo a uno de ellos, el señor Córdova. Su ficción y su realidad sin duda seguirán adelante hasta el 10 de abril, fecha de la consulta de Revocación … ¡y más allá!


Teresa de Jesús Gil Gálvez

No he sido poeta en mi tierra, ni escritora, ni periodista, ni abogada. Son, al fin y al cabo, como decía Monsiváis, atributos que los demás deben reconocer. Prefiero ser agnóstica,  crítica, antiesquemática y comunista. La vida me lo reconoce. Nací en La Colorada y estudié en la Universidad de Sonora, que me dio mención honorífica por mi tesis “La libertad de prensa en México”. En la UNAM hice estudios de maestría en Ciencias Penales. En medios sonorenses  trabajé desde la adolescencia y en julio de 1972  salí en un tren hacia  la gran capital, donde he trabajado en importantes medios, con breves retiros al mundo, entre ellos una corresponsalía en España. He publicado nueve libros. Me han dado premios pero no suelo promoverlos. Prefiero que digan: ¡Qué buen  libro publicó Teresa Gil! ¡Qué buena columna escribió hoy la Teregil!

Colaboradora desde el 22 de diciembre de 2014.


Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email