Periodismo libre y comprometido

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
Jorge Meléndez Portada

De Moscú llegando a Acapulco

Periodistas Unidos

Insólito que un grupo de políticos mexicanos haya creado un grupo México-Rusia, en momentos que la invasión a Ucrania del país manejado por Vladimir Putin ha llegado a extremos preocupantes. Incluso ya se habla de una posible Tercera Guerra Mundial, lo que destruiría al mundo.

Entre los 14 que aparecen, de los partidos del Trabajo (cuatro), el menguado Revolucionario Institucional (tres) y Morena (siete), resaltan el cacique eterno del PT, Alberto Anaya, quien incluso ha dicho que debemos seguir el rumbo de Corea del Norte (sic dictatorial),  Gerardo Fernández Noroña y el parlamentario más viejo, Augusto Gómez Villanueva.

Curioso, el de Aguascalientes que nunca pudo llegar a la gubernatura pero incluso le envió una felicitación a Luis Echeverría en su centenario por su ejemplar comportamiento (recordemos las matanzas del 2 de octubre de 1968 y el 10 de junio de 1971), el motejado Bigote Grande, Augusto, dijo que en su infancia (sic lejanísimo) cantaba en su escuela la Internacional Socialista. ¡Bravo!

Pero no olvidemos que dicho sujeto, cuando estuvo al frente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) del PRI, mandó en 1968 reprimir una marcha llamada Por la Ruta de la Libertad (enero de 1968), que iba rumbo a Michoacán para exigir que salieran de las galeras los presos políticos. Y esa batalla  era encabezada por jóvenes  de izquierda y hasta comunistas.

El mismo Augusto en la entonces secretaría de la Reforma Agraria impidió y mandó detener a los grupos campesinos que luchaban por la posesión de las tierras para los campesinos y no para los que lucraban con los ejidos.

Ahora, por razones de senilidad, Gómez Villanueva se quiere presentar como un ejemplo de quienes están a favor de las causas populares, algo que únicamente le agradece el embajador ruso en México, Víktor Koronelli, por intereses particulares y de su jefe, pero que traerá, sin duda, un repudio de todos los que luchamos durante años por cambiar este país y fuimos reprimidos por los Gómez Villanueva, Echeverría Álvarez y similares.

Grave que Fernández Noroña, tan iracundo cuando hay algunas cuestiones que supuestamente atacan a los combatientes por la libertad, acepte estar al lado de los que han masacrado a campesinos, estudiantes, obreros y población en general.

¡Cuidado, Gerardo, la famosa María Fernanda La Chata Campa te lo recriminaría, si viviera!

Alberto Anaya, sin duda, puede todavía engatusar a varios, ya que el registro del PT que perdió y se lo regresaron para manipularlo,  es un botín no para hacer política transformadora, sino para que algunos puedan tener una curul y  ganen  millones de pesos  siendo fichas de dominó, ya que como decía el chispeante, Hugo Tulio Meléndez: “La ocupación de diputado dura tres años y la vergüenza toda la vida”.

Por otro lado, la vicegobernadora del Banco de México, Galia Borja Gómez, salvó al presidente Andrés Manuel López Obrador de un desliz que no le salió  muy caro.

Dijo ella que, en efecto, habían acordado aumentar la tasa de interés en 0.50, para que llegaran a 6.50 hasta ahora, y que en la reunión hay funcionarios de la secretaría de Hacienda (el secretario Rogelio Ramírez de la O y el subsecretario, Gabriel Yorio) presentes, aunque quienes deciden al respecto son únicamente la gobernadora, Victoria Rodríguez Ceja, y los vicegobernadores, entre  ellos la misma Galia, Jonathan Heaht y Gerardo Esquivel: sólo ellos (El Universal, 24 de marzo). Además que no se vulneró a la mencionada institución financiera. A pesar que el anuncio se hizo antes de lo debido por Ya Saben Quién.

Después, ya en la Octogésima Quinta reunión en Acapulco, el presidente de la República se disculpó de haber adelantado la información, que seguramente ya se  la había dado a conocer  su equipo hacendario, antes de que  hicieran el anuncio  oficial los miembros de la Junta Autónoma del Banco de México.

Bien por la aclaración de la doctora Borja y mejor por el reconocimiento del error, el cual en los medios, como suele ocurrir, ya se había magnificado.

López Obrador reiteró la necesidad de la autonomía del BM. El cual, por cierto, debería tener mayores atribuciones pues  aparte de evitar grandes inflaciones y  ver la paridad con el dólar, que es la mejor en los recientes cinco meses (El Economista, 24 de marzo), no obstante la guerra entre Ucrania y Rusia y la subida de alimentos y el  petróleo, debería ocuparse de impulsar el empleo y otras necesidades vitales de los mexicanos, como ha propuesto, insistentemente, el analista, Arturo Huerta.

La banca mexicana, como siempre, pidió certidumbre y estado de derecho para invertir más, aunque no se olvide que el año pasado los señores del dinero ganaron 77 por ciento más que en  2020, llegando a los casi 183 mil millones de pesos en 2021.

¡Ganancias exorbitantes y todavía quieren más estos señores que deberían aportar una buena cantidad para un país menos desigual!

Indispensable una reforma fiscal que no se vislumbra en  los próximos años.

Jorge Meléndez Preciado

Periodista de hueso colorado y Director de Periodistas Unidos. Estudió Economía en la UNAM y realizó estudios en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú (1969-70). Militó en el Partido Comunista Mexicano (1972-81) y fue diputado federal suplente de Gilberto Rincón Gallardo en 1977. Cuando desapareció el PCM decidió ya no militar en otros partidos. En 1975 impulsó la Unión de Periodistas Democráticos (UPD).

Colaborador desde el 29 de junio de 2021.