Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Fernando García Portada

Si vis pacem, para bellum

Al pie de una foto

“Todo el arte de la Guerra está basado en el engaño”
Sun Tzu, El Arte de la Guerra
Marcha por la paz, CDMX 1990 | Foto: Fernando García

Si quieres vivir en paz, prepárate para la guerra (Si vis pacem, para bellum) dice esta locución latina, al parecer tan antigua como cierta. Desde niño ya sea jugando, viendo series de televisión o películas donde se ensalzaba la guerra, enalteciendo a los militares estadounidenses me preguntaba el significado real de esos escenificados encuentros armados en blanco y negro con sus respectivas secuelas de destrucción, dolor y muerte. Pasarían muchos años para darme cuenta del cabal significado de un evento representado ya desde los anales de la historia en uno de los siete jinetes del apocalipsis.

La fotografía en tonalidades sepia que ahora te comparto nos muestra un danzante de atuendo mexica, de los llamados “Concheros” con un tocado en el que el penacho y pectoral son de totomoxtle, levantando la diestra y haciendo una señal de victoria con los dedos mientras una blanquísima paloma a punto de ser liberada reposa en la otra mano aludiendo simbólicamente al motivo de esa manifestación que se realizó en el mes de agosto de 1990 frente a la embajada yanqui en la avenida Reforma de la Ciudad de México. Se trataba de una marcha y concentración pública por la paz mundial y en repudio a la guerra de invasión de Irak por EUA, imperio que hasta la fecha saquea impunemente los recursos petroleros del país oriental en el que la guerra sumó la cantidad inaudita de más de 1 millón de civiles asesinados por las tropas “del paladin justiciero” según la BBC.

Auferre, rapere, trucidare falsibus nominbus imperium, atque soliditudinem faciunt pacem appellant. 
Matan, violan y rapiñan y lo llaman por falso nombre gobernar, y donde hacen un desierto lo llaman paz.
Publio Cornelio Tácito, Anales

La toda poderosa nación norteamericana hoy tambaleante a momentos se ha extendido por los 4 puntos cardinales sometiendo al mundo entero por las armas y bajo el amparo del mito llamado “Destino Manifiesto” que justificaba su rapiña insaciable “por la autoridad divina o de Dios” y se niega a entregar la supremacía geopolítica o compartirla con las potencias emergentes de China y Rusia en la nueva realidad multipolar del orbe. Los oligarcas y corporaciones que controlan esta potencia de ultramar han decidido morir matando sin importarles mucho el destino de los habitantes del planeta, vaya ni siquiera el de sus propios compatriotas de los que dicho sea de paso se han convertido por millones en zombies adictos al fentanilo que deambulan con el cerebro fulminado por las sucias calles de numerosas ciudades de EUA como, por ejemplo: Filadelfia, en su avenida Kensington para ser más preciosos.

La actual crisis mundial con sus guerras de pillaje que arrasa en su descontrolada carrera a cada vez más países y sus economías ha sido planeada y creada por los políticos y oligarcas agazapados tras la fachada de EUA y a la fecha han sido los únicos beneficiados, sobre todo el conglomerado de la industria tecnológica-militar convirtiendo hasta el último rincón del mundo en un campo de guerra y terror. “EUA es una amenaza para el mundo”, afirma Noam Chomsky, filósofo, activista estadounidense y profesor emérito en el instituto tecnológico de Massachusetts.

Esto a propósito del reciente llamado que en el contexto de la celebración de nuestras fiestas patrias ha realizado el presidente de México Andrés Manuel López Obrador para tratar de resolver el conflicto armado que tiene al mundo al borde de una hecatombe generalizada, incluso nuclear, una dramática actualidad en la que la crisis del capitalismo a focalizado sus contradicciones en el llamado corazón del mundo; Ucrania, país controlado por la OTAN que sobre vive en medio de una profunda, sangrienta y devastadora Guerra civil desde el año 2005 en el que fue derrocado el presidente legítimo Víktor Yanukóvich para posteriormente desde un gobierno espurio y de inclinación neofascista perseguir en una campaña de exterminio masivo a la población ucraniana rusófona de casi 15 millones de habitantes que representan aproximadamente el 30 % de la población total del país. Este último factor ha sido la causa que provocó la intervención militar de Rusia en el conflicto desde el 24 de febrero de 2022.

Faltando a lo convenido en esta conflagración Alemania y Francia que se habían comprometido a velar por el cabal cumplimiento de los acuerdos de paz I y II después de la derrota militar que asestaron a Ucrania los insurgentes independentistas rusófonos en la batalla del Caldero de Devaltsevo en 2014 y que fueron firmados en la ciudad de Minsk, Bielorrusia por Ucrania, la Federación Rusa, la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, las potencias europeas se han dedicado a “echar más gasolina al fuego” enviando dinero, armas, municiones, equipamiento táctico, información de sus satélites, redes de espionaje y asesores militares al gobierno ilegítimo Ucraniano, tal como lo han hecho la mayoría de países europeos y EUA dejando muy en claro que la guerra para occidente siempre será un mejor negocio que la paz.

“La guerra es un asunto de vital importancia para el estado; constituye la base de la vida y la muerte, es el camino que lleva a la supervivencia o a la aniquilación. Por ello es indispensable estudiarla a fondo”

Sun Tzu, El Arte de la Guerra

Grosso modo en la propuesta del presidente de México, además de condenar la invasión rusa en Ucrania, se ha solicitado una moratoria a la guerra de al menos 5 años para dar cabida a la resolución pacífica de las controversias y diferendos con la participación de un Comité por la Paz Mundial integrado por el Papa Francisco, Antonio Guterres secretario general de la ONU, Narendra Modi, primer ministro de la India y las partes en disputa.

El llamado a la pacificación del conflicto bélico ha provocado de inmediato la irritación del gobierno de Ucrania presidido por un comediante fanático y venal que suele tomarse fotos en áreas destruidas por los enfrentamientos para sus publicaciones de propaganda e incluso revistas de moda mientras envía a los soldados del ejército ucraniano a una muerte segura en una carnicería sin parangon al estar mal equipados, sin entrenamiento ni apoyo estratégico. Es terrible y descorazonador ver como son masacrados los combatientes por drones, vehículos artillados autónomos, misiles hipersónicos, bombas termo báricas y una artillería rusa de saturación muy superior en poder de fuego y precisión, estas calamidades son documentadas en los videos de la guerra que circulan en los canales de la internet prohibidos y censurados por el “mundo libre” de occidente.

La era del transhumanismo planetario se caracteriza por la incorporación de los seres humanos como una parte del gran sistema tecnológico-militar que permitirá ir más allá de los limites convencionales, desde la biología hasta lo social, que la especia ha mantenido durante miles de años. El proyecto transhumanista está vinculado a la aspiración ya no del bienestar colectivo sino a la supremacía de quienes lo encabezan, poseen y administran. Los riesgos están a la vista: cada vez más los Estados-nación son incapaces de comprender la gran transformación encubierta en el modelo de control y vigilancia mediante la estrategia de desplazar la presencia de la persona (sujeto de derecho por antonomasia) para instalar la hegemonía creciente del dios bicéfalo de la técnica y el dinero como eje del mundo programable hacia el futuro a través de los aparatos.

Sergio González Rodríguez, Campo de guerra, ed. Anagrama

El gobernante ucraniano que ha nombrado héroes nacionales a los colaboracionistas nazis de Ucrania en la segunda guerra mundial acostumbra a exigir pleitesía a todo el mundo y está acostumbrado a levantar la voz, golpear con el puño en la mesa y regañar mandatarios de la Comunidad Económica Europea, ahora tergiversando la propuesta del presidente mexicano a través de su asesor Mijailo Podoliak ha calificado esta causa justa de ser “un plan ruso”. Y es que en la parte medular de su propuesta el jefe del ejecutivo mexicano señaló de manera clara y contundente lo que todos los especialistas y estudiosos de la geopolítica señalan pero que ningún jefe de algún país había mencionado: la participación de la industria bélica incitando el conflicto, sumado a la abulia y parcialidad tanto de la ONU como de las potencias occidentales que alimentan el conflicto con armas municiones y préstamos de dinero mientras corren ríos de sangre.

Los que logren ser expertos en el arte de la guerra someterán al oponente sin combatir, la suprema habilidad consistirá en vencer sin derramar una sola gota de sangre, y esto se conseguirá desbaratando los planes del enemigo o anticipándose a ellos.

Sun Tzu, El Arte de la Guerra

Entre tanto en México la famélica oposición política de derecha, pandilla estulta aniquilada moralmente se ha sumado de manera incondicional al neofascista régimen corrupto de Ucrania y haciendo eco a las absurdas y racistas exigencias a base de gritos y sombrerazos pretende que nuestra nación soberana haga suyas las causas del totalitarismo corporativo de la OTAN entregando armas, municiones y recursos a la causa podrida y rapaz de las multinacionales que saquean los energéticos y materias primas del mundo en una feroz campaña de expoliación para el enriquecimiento superlativo de unos cuantos, los mismos de siempre. Y la esclavitud del mundo.

Fernando García Álvarez

Nací enamorado de la luz y desde muy joven decidí ser artesano de sus reflejos. He sido aprendiz y alumno de generosos mentores que me llevaron al mundo de las artes y la comunicación. Así he publicado mis fotografías y letras en diversos foros y medios nacionales e internacionales desde hace varias décadas. El compromiso adquirido a través de la conciencia social me ha llevado a la docencia.

Colaborador desde el 10 de diciembre de 2021.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930