Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Tere Gil Portada 2022

Lula, el horario de invierno y la muerte

Libros de ayer y hoy

Octubre dio tres bandazos antes de despedirse: el futuro de Lula da Silva, el fin del horario de verano el día 30 y una exaltación desusada de las festividades de muertos. Estas, presentan apantalladoras figuras gigantes como remedo de lo que se hace en  otros países, muy diferente a las ceremonias que se estilaban años atrás en pueblos y barrios del país.

Hay como una especie de cerrar los ojos ante una realidad que se nos echó encima hace varios años y un recalque de que somos un país que celebra a los muertos. Tradicionalmente se han  hecho ceremonias y han sido famosos Mixquic y Janitzio, las ceremonias panteoneras, las llamadas cruces del perdón para aquellos deudos cuyos muertos están lejos y la visita a los panteones. 

En años recientes las calles se llenan de esas enormes figuras ingeniosas y multicolores llamados alebrijes, 160 este año en la capital del país, secundados al día siguiente con desfile de catrinas y para añadir el sábado 29 del mes, con otro desfile de seres mortuorios gigantescos. Los artesanos se han dado vuelo en eventos que se han hecho internacionales, en donde las calaveras exhiben rostros sonrientes, aunque siempre sean  de imágenes de muerte; el desafío de la vida presentado con humor y colorido.

Desfile de Alebrijes Monumentales en CDXM | Foto: @CulturaCiudadMx

Dos adioses el 30 de octubre: uno en Brasil y otro en México

Las expectativas para el triunfo de Lula estuvieron marcadas desde meses antes por un cambio a fondo en  Brasil y Noam Chomsky el pensador estadounidense, lanzó la idea de que con Jair Bolsonaro de nuevo, la humanidad corre peligro. Se refería  a los gases de efecto invernadero que Bolsonaro ha agudizado con la  acelerada destrucción de la Amazonia, apoyado en otros confines por Estados Unidos.

En México, después de 26 años la eliminación  del horario de verano ha sido aprobada masivamente, 445 diputados, en la cámara de diputados. El uso de ese horario no tuvo efectos positivos en la economía, pero si afectó la salud, según médicos de la UNAM que consideraron que aunque fuera una hora la que alteraba el horario si se reflejó en la salud, sobre todo de niños.

La madrugada del 30 de octubre los relojes se atrasaron una hora y empieza a funcionar con algunas excepciones, el horario de invierno. Sobre el primer evento, el de Brasil, se estuvo recalcando que las elecciones serían de infarto, por la forma como Bolsonaro maniobró para acercarse a Lula.

El mes Brumario empieza con los santos y sigue con los muertos

El libro La muerte en la Poesía Mexicana (Editorial Diógenes 1970) del que hemos incluido poemas en otras ocasiones, tiene la singularidad de que su prólogo fue  escrito por Merlin H. Forster en la universidad de Illinois en 1969. Por el nombre de los capítulos que aborda para presentar la poesía sobre la muerte, de 39 poetas, se exhiben los aspectos abordados por esos poetas según la selección.

Es el recordar la insistencia de la muerte a principios del mes de noviembre, pero que deja ese  recuerdo todo el año. Son: la muerte en  tono leve popular y grotesco, la muerte en tono elegíaco, la muerte personificada, la muerte como motivo para gozar de la vida, la muerte como presencia en la vida y más allá de la muerte.

Para publicar algo sobre la muerte como motivo para gozar de la vida, eché un volado para seleccionar uno de los 187 poemas que trae el libro, pero cosa curiosa, seleccioné el mismo poeta que he publicado en otras ocasiones, Manuel Gutiérrez Nájera. Quizá porque inconscientemente quise hacer vivir un poco más a ese poeta, escritor y periodista, uno de los grandes del siglo XIX nacido en 1859, que  vivió una vida corta: 36 años. Dos versos de su poema Non omnis moriar.

 ¡No moriré del todo amiga mía!
De mi ondulante espíritu disperso
algo en la urna diáfana del verso
piadosa guardará la poesía

Al ver entonces lo que yo soñaba
dirás de mi errabunda poesía
era triste, vulgar lo que cantaba…
¡más que canción tan bella la que oía! 

Teresa de Jesús Gil Gálvez

En la UNAM hice estudios de maestría en Ciencias Penales. En medios sonorenses  trabajé desde la adolescencia y en julio de 1972  salí en un tren hacia  la gran capital, donde he trabajado en importantes medios, con breves retiros al mundo, entre ellos una corresponsalía en España. He publicado nueve libros. Me han dado premios pero no suelo promoverlos. Prefiero que digan: ¡Qué buen  libro publicó Teresa Gil! ¡Qué buena columna escribió hoy la Teregil!

Colaboradora desde el 22 de diciembre de 2014.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
octubre 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31