Periodismo libre y comprometido

Search
Search
O A X A C A Clima de Hoy
Roberto Fuentes Vivar Portada Ok

Los empresarios “dueños” de la clase media

Diario Ejecutivo

En los más recientes tres días, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en el juego sucio político que realizan algunos empresarios que se creen dueños de la clase media y mencionó específicamente a Claudio X. González Junior (quien por cierto este jueves ya consideró a Samuel García como “un peligro para México”).

El mandatario mexicano dijo, precisamente el jueves, que los ataques contra el gobernador con licencia de Nuevo León y precandidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Samuel García, tienen su origen en que no se alió a la candidata de la oposición, Xóchitl Gálvez.

“Está sucediendo algo que es bueno que se sepa: Hay mucho encono, mucho coraje, enojo en contra de Samuel, porque los que apoyan a otra candidata –refiriéndose a Xóchitl Gálvez- , Claudio X. González, a él sí lo puedo mencionar, y un sector del conservadurismo, se piensan dueños de la clase media, y se han querido apoderar de la clase media, como si los integrantes de la clase media fuesen borregos, y no es así. Es el problema de Claudio X. González, que no saben de política, son neófitos en política. No se puede actuar así, con ese pensamiento corporativo: La clase media está con nosotros, la clase popular es del movimiento de transformación, luego entonces si no se suman todos a nuestra estrategia, a nuestra candidatura, pues son esquiroles y enemigos”.

Pero quizá lo más interesante es que narró, el miércoles, un episodio de hace seis años, cuando estos empresarios y políticos -quienes se creen dueños de la clase media, reitero- pidieron al entonces presidente Peña Nieto que interviniera en las elecciones.

Este episodio se publicará en su nuevo libro. Por su trascendencia lo reproduzco textual de la mañanera del miércoles:

“También, hay que acostumbrarnos a que va a haber cuestionamientos, críticas, y hay que garantizar el derecho a disentir. Y va a haber, como decía también ayer, cada vez más desesperación, más enojo. Y ojalá nada más se lleven a cabo cambios en las estrategias.

“Cuando yo fui candidato la vez pasada, la tercera, empezamos como ahora, íbamos como en este tiempo, empezamos muy bien, íbamos arriba, pero los mandamases, los que se sentían los dueños de México estaba confiadísimos, con la prepotencia que los caracteriza, porque ya nos habían robado dos veces, ya nos habían cerrado el paso dos veces, y sentían que no había ningún problema; además, tenían por las nubes al candidato Peña en su momento, y les había funcionado muy bien todo. Y ya me daban por muerto políticamente hablando. Entonces, estaban confiados.

“Cuando empiezan a ver que vamos creciendo, que estábamos arriba, se ponen nerviosísimos, nerviosísimos, y se reúnen. Me acuerdo de una reunión que tuvieron allá en Punta Mita, trajeron a un empresario venezolano, y hasta se enojaron con él porque querían que le dijera el empresario venezolano que era un peligro porque iba yo a actuar como el finado Chávez, que, según este grupo y otros más de derecha, actuó muy mal, en su concepción.

“Pero este empresario les dijo: ‘Pues, no hay ningún paralelismo, son distintos, y les aconsejo que busquen un acercamiento’. No, pues casi lo expulsan, enojadísimos, porque no les dijo lo que ellos querían escuchar.

“Entonces, a partir de ahí empiezan a fraguar qué iban a hacer, no quiero decir ‘a tramar’, porque solamente los perversos traman, pero empiezan a fraguar qué hacer y es cuando van a ver al presidente Peña y le piden que les ayude para convencer a Meade de que decline en favor de Anaya; fueron a verlo, o sea, que querían cambiarlo, querían quitarlo. Y no aceptó el presidente o les dijo que no podía, el presidente Peña.

“Y entonces empieza una estrategia, empiezan a recoger dinero, ahí tengo las listas de lo que dieron, para echar a andar una campaña en contra de nosotros, en contra mía, en contra de mi familia, me espiaban, todo, parecía, amanecía tapizada mi colonia; había un plan que le llamaban PejeLeaks, y contrataron a estos publicistas mercenarios.

“Hicieron hasta un documental sobre el populismo. Pagaban 80 millones de pesos a Azteca o a Televisa; hasta eso ni Azteca ni Televisa aceptaron pasar el documental, aunque les pagaban, porque era muy burdo; en Netflix, también. Creo que lo pasaron, al final.

“INTERVENCIÓN: En History Channel.

“PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ándele, esa, ahí lo pasaron.

“Y como no les funcionaba… Ah, llamaron a Fox y empezó Fox a actuar en contra y tampoco. Y todos, pues, juntos, en contra. Y ya en la desesperación fueron a decirle al presidente Peña que ya no iba a ser Meade el sacrificado, sino que ellos convencían a Anaya.

“Y luego les voy a contar —porque eso se los dejo así, porque ya va a salir mi libro, porque si no ya no tengo ahí, no va a haber, como dicen ustedes, miga— les voy a contar de dos más a los que les ofrecieron. O sea, estaban dispuestos a quitar a Meade, a Anaya, para buscar uno.

“INTERVENCIÓN: ¿Quién?

“PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Ah, ya va a salir el libro. Eso sí, les digo que lo voy a poner en el libro, o sea, ahí lo van a poder ver, les voy a contar todo.

“¿Por qué hablo de esto?

“Porque vamos a vivir un tiempo de muchas pasiones. Siempre ha sido así, desde que escribió su libro, y puede ser que desde antes, claro, pero muy definido, claro, lo que hizo el presidente Madero, que escribió su libro La sucesión presidencial, así le llamó, en 1908, y estaba escribiendo el libro en 1908 pensando en la elección de 1910. Siempre alrededor de las elecciones presidenciales, de la sucesión presidencial, hay condiciones para que se presenten cambios o se busquen cambios, o se reafirmen posturas, de modo que no hay que sorprendernos si se enojan los adversarios, va a haber más mentiras que antes, va seguir lloviendo mentiras y tormentas de calumnias, hay que prepararse para eso”.

Hasta aquí la reproducción textual.

De que van a arreciar los golpes políticos, es casi seguro. Ya lo estamos viendo. Pero quizá lo inédito es que se dé a conocer públicamente cómo empresarios y políticos prianistas acudían ante el jefe del Ejecutivo para que sin pudor alguno interviniera en sus asuntos políticos y partidistas.

Dice el filósofo del metro: Los medios creen tener a la clase media. La clase media no tiene medios pero cree tenerlos.

Roberto Fuentes Vivar

Columnista y periodista fundador del UnoMásUno y la Jornada. Estudió Periodismo en la reconocida escuela Carlos Septién García y cursó la Licenciatura en Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente es periodista independiente, conocido como “El Filósofo del Metro”.

Colaborador desde el 6 de marzo de 2022.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.

Scroll to Top