Reforma al Sistema de Jubilaciones y Pensiones UABJO, en manos del Consejo Universitario


+ El rector Eduardo Bautista urge al máximo órgano de gobierno de la Universidad estatal a “no diferir demasiado esta decisión porque somos la última instituciòn de educación superior del país que falta en realizar el cambio de régimen de dicho sistema”

OAXACA, OAX., enero 4 de 2021.- En los primeros tres años de trabajo ininterrumpido de la Administración del rector Eduardo Bautista Martínez se elaboró, presentó e inició el proceso de definición y validación del Proyecto de Reforma al Sistema de Jubilaciones y Pensiones de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), que a la fecha se encuentra en análisis ante el H. Consejo Universitario.

Fue el 15 de noviembre de 2019 cuando se presentó dicho proyecto ante el máximo órgano de gobierno de la Universidad estatal, en el que se explicaron todas las acciones iniciadas en 2016, consistentes en la realización de estudios actuariales, talleres, conferencias, capacitaciones y disertaciones con la asistencia de diversas instituciones federales respecto al tema.

Además, el proyecto se ha socializado de manera interna a través de diversas reuniones con las directivas sindicales, asambleas generales, comités ejecutivos y consejos políticos, de conformidad con la normatividad institucional.

Al respecto, el rector Bautista Martínez señaló que “es necesario que se tome la mejor decisión para la viabilidad institucional y financiera, la cual se encuentra en manos del órgano colegiado en mención; esperemos que no se difiera demasiado, sobre todo por la sostenibilidad que se enfrenta junto con otras 11 instituciones de educación superior del país, siendo la nuestra la única faltante en realizar el cambio de régimen en dicho Sistema”.

Advirtió que esta situación afecta gravemente las tareas sustanciales de la Universidad estatal, además de que condiciona la posibilidad de concursar en fondos federales con los cuales se atienden temas estructurales.

Bautista Martínez explicó que este año se avizora complejo para la institución, pues conforme a lo anunciado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), habrá disminución y desaparición de algunos fondos destinados a la calidad de diversos programas educativos, de investigación, movilidad, entre otros.

Además de que el 30 por ciento de la nómina universitaria se va en el pago de trabajadoras y trabajadores jubilados; es decir, la plantilla está envejeciendo sin posibilidad de recuperación de nuevas plazas, factor que agudiza la situación.

“La advertencia para la reestructuración del Sistema de Jubilaciones y Pensiones viene de 20 años atrás, cuando ya se hablaba de que se convertiría en un factor de riesgo para las finanzas universitarias y precisamente ahora representa un problema que urge definir”, subrayó.